Gimnasia Cerebral para niños

El cerebro también se ejercita. Sí, existe un conjunto de actividades y ejercicios que permiten la conexión del cuerpo a través de puntos energéticos, propician y aceleran el aprendizaje, la  memoria, la concentración y la creatividad, y mejoran las habilidades motrices y académicas. Además, son eficaces para preparar a cualquier niño para desarrollar destrezas de coordinación y pensamiento. A esto se le llamagimnasia cerebral o kinesiología educativa, creada por el sicólogo estadounidense Paul Dennison. Esta integra las tres partes del cerebro para equilibrarlas y hacerlas funcionar correctamente, y busca la proporción entre las emociones y la parte racional. Además, es muy útil para solucionar problemas de lectura, escritura, dislexia, hiperactividad o concentración. Antes de comenzar... 1. Mantener una respiración abdominal para mejorar el paso de oxígeno por todo el cuerpo y los niveles de atención. 2. Tomar por lo menos un sorbo de agua, el cual le servirá como conductor de energía. Ahora, algunos ejercicios: Es bueno realizarlos todos los días, por 30 segundos. Cada ejercicio se repite aproximadamente 10 veces. Existen una serie de 26 movimientos corporales sencillos, diseñados para ayudarnos a conectar ambos hemisferios de nuestro cerebro. A continuación, conozca algunos de ellos: Botones del cerebro Poner una mano en el ombligo y  con la otra ubicar ‘unos botones imaginarios’ en la unión de la clavícula con el esternón, donde se hacen movimiento circulares en el sentido de las manecillas del reloj. • Estimula la función visual y la lectura. • Promueve todas la relación hemisférica y la coordinación bilateral. Botones del espacio Poner dos dedos encima del labio superior y poner la otra mano en los últimos huesos de la columna vertebral. Respirar varias veces. • Estimula la receptividad para el aprendizaje. Gateo cruzado Se mueve un brazo simultáneamente con la pierna de la parte opuesta del cuerpo. Hay diferentes formas de hacerlo: doblar una rodilla y levantarla para tocarla con la mano del lado opuesto, o doblar la rodilla llevando el pie hacia atrás y tocarlo con la mano del lado contrario. También se puede hacer con la rodilla y los codos, en los más pequeños. • Activa el cerebro para cruzar la línea media visual, auditiva, kinesiológica y táctil. • Favorece la receptividad para el aprendizaje. • Mejora los movimientos oculares derecha a izquierda y la visión binocular. • Mejora la coordinación izquierda /derecha, la visión y audición. Bostezo enérgico Poner la yema de los dedos en las mejillas, simular que se bosteza y hacer presión con los dedos.